CelebritysUna juez de la Corte Superior de Los Ángeles dictaminó hoy que la actriz Lindsay Lohan, que ayer salió del centro de rehabilitación, deberá asistir a clases educativas sobre sus adicciones y recibir múltiples sesiones de psicoterapia hasta el mes de noviembre.

La actriz, de 24 años, deberá asistir a clases semanales de educación contra el alcoholismo.

La jueza Elden Fox añadió que la popular intérprete deberá someterse a frecuentes controles antidroga y le requirió que fije su residencia en Los Ángeles.Celebritys

Este tratamiento forma parte de un programa de rehabilitación que deberá completar sin necesidad de ingresar en un centro médico, como en el que estuvo ingresada durante 23 días en la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA).

Lohan salió del centro médico Ronald Reagan de UCLA este martes tras haber ingresado el pasado 2 de agosto.

Previamente cumplió 13 de los 90 días de cárcel que recibió como sentencia tras violar los términos de la libertad condicional que le fue impuesta por conducir en estado de embriaguez en 2007.

El 20 de julio pasado, Lohan se entregó a las autoridades de California para iniciar su condena.

La jueza explicó que Lohan, que el próximo 3 de septiembre estrena en EE.UU. “Machete”, de Robert Rodríguez, estará bajo supervisión hasta noviembre.

El pasado día 12 Marsha Revel, la jueza que llevaba anteriormente el caso, se retiró después de que el fiscal del condado de Los Ángeles se quejara de las reuniones entre los abogados de la defensa y la magistrada de Beverly Hills.

EFE