SexoMantener relaciones sexuales con un completo desconocido es una práctica común en casi todos lados, que además cuenta con múltiples atractivos añadidos. Desde la emoción y el misterio que envuelven lo que no se ha explorado nunca, hasta un plus dado por el riesgo.

Sin olvidar que mantener sexo con alguien que no nos conoce puede ayudar a muchos a deshinibirse por completo, lejos de juicios de valor o restricciones.

Por otro lado, el encuentro rápido y fortuito es una de las mayores fantasías sexuales de todos los tiempos.Sexo

En las películas este tipo de encuentros parecen ser de lo más fáciles.

Dos individuos se conocen en un avión que los lleva camino a casa por Navidad, entablan una mínima conversación, salta la chispa… y al minuto siguiente se han encerrado en el aseo para liberarse de la pasión contenida.

En la vida real, todos dudamos de que las cosas se desarrollen de tal manera.

Lo más común es que el sexo entre desconocidos se dé de una manera un tanto más buscada o perseguida por las dos partes.

Uno de los sitios por excelencia, que siempre están repletos de desconocidos encendidos por el deseo, es una discoteca.

Con un desconocido, además, tampoco es necesario hablar mucho.

Los chats, los foros y las redes sociales son una nueva herramienta a nuestra dicposición con tal de encontrar nuevos y genuinos amantes.

El cibersexo, a través de la web-cam, también es muy habitual entre personas que no se conocen de nada.

Algunos creen que este tipo de relaciones entrañan un plus de riesgo… que si bien puede llegar a ser excitante, hay personas a las que este complemento añadido les pone nerviosos.

Antes de ir a la cama con alguien que no conoces, haz caso a tu instinto.

Eso teniendo en cuenta que tu instinto no esté embriagado de alcohol, evidentemente.

Si aún así eres desconfiad@, mejor acudir a un hotel antes que meterte en casas extrañas.

Aquello que parece ser lo más excitante es el encuentro fortuito, rápido y clandestino entre dos amantes improvisados, el cual tiene lugar en los espacios más inesperados. Desde el aire libre, el interior de un coche, aseos públicos, estaciones, estadios, tiendas, etc.

Lo hagas donde lo hagas, lo más importante cuando se tiene sexo con un desconocido es protegerse.

Y no hablamos de que guardes una pistola en el bolsillo trasero… sino de que tengas siempre a mano un preservativo.

Las relaciones con personas de las que no conocemos su historial clínico sí entraña un riesgo seguro si no utilizamos protección: las ETS (Enfermedades de Transmisión Sexual).

Metronoricias.com