Farandula autralianaUna toplera australiana de 30 años deberá pagar una multa de 256 dólares por mostrar parte de su trasero mientras trabajaba. La tragedia ocurrió a finales del 2008. Ese día dos policías observaron al entrar a un bar de la ciudad de Perth que las minúsculas bragas negras de encaje que llevaba detrás de la barra, Megan Brookes, no dejaban nada a la imaginación.

Los cartuchos le impusieron a la guachita una sanción por exposición indecente, y la camarera apeló. Durante el intenso juicio se estableció que además de las bragas de encaje, aquel día usaba medias de rejilla con liguero y pegatinas en los pezones.Farandula autraliana

El caso se prolongó durante un año y medio hasta que la semana pasada Brookes decidió declararse culpable para dejar de pagar los elevados gastos legales. ¡Pobrecita!

Fuente: La Cuarta.cl