Vida sexualYo, debo confesar, soy una parlanchina durante el sexo. Y me gusta recibir lo mismo de mi pareja. Que me hable, me diga, que grite y se desgañite diciéndome sinfín de cosas. A mí, por supuesto, me gusta hacer lo mismo con él: hablar, hablar, hablar. Para ambos creo que es sumamente excitante.

Me doy cuenta inmediatamente cuando por alguna razón (de la naturaleza, del cansancio) la acción y el frenesí comienzan a disminuir. Es entonces cuando suelto por ahí alguna que otra palabra, sucia o no, excitante o ingenua, que pide o que da… cuando él entonces enloquece y nuevamente tendré mi sesión maratónica sexual por un buen rato hasta decir basta.Vida sexual

Sé que no a muchas mujeres les pasa, les “sale”, les “nace” decir palabras sucias, ingenuas o hasta divertidas durante el sexo. Mujeres que hacen mutis total bajo las sábanas como si de tener altísima veneración se tratara. Y no se culpen mujeres del mundo que guardan silencio en la cama. Tampoco es malo ni bueno. Simplemente hay maneras y formas de ser, como gustos y personalidades en la vida. Depende de lo que se quiera, de lo que a ambos les guste durante el acto sexual.

Yo, debo confesar, alguna vez en mis primerísimos encuentros hace algunos ayeres no hablaba porque, vaya por Dios, no sabía qué decir. Imagino y sé que eso les pasa a muchas mujeres. Lo sé por amigas cercanas que, incluso muchas de ellas casadas, jamás soltarían un “hazme esto”, “dime aquello”, “soy…”, etc… Y está bien.

En mi caso, ahora que luego de un tiempo he descubierto lo que significa hablar durante el sexo y cómo nos ayuda para éste, siempre y casi religiosamente lo hago y no de una manera programada sino, vaya, así de manera natural las palabras salen una a una. Pero entonces ¿qué decir? Hace algún tiempo los seguidores de Twitter hicieron una lista con las palabras, frases o monosílabos que dicen en la cama y llegaron a esta conclusión:

1. “Shhh, hay vecinos”
2. “Ponte el condón”
3. “Por ahí, no”
4. “Piérdeme el respeto”
5. “Eres la única”
6. “Estoy sólo contigo”
7. “No pares”
8. “No me muerdas”
9. “Aún quiero más”
10. “Ahh, ahh, ahh”

¿Ustedes están de acuerdo con esa lista? Yo agregaría algunas como “Soy tu…” (añada usted lo que quiera), “Esto me encanta”, “Dime…”, “Hazme…”, “¿Te gusta tenerme así…?”. Añada usted lo que su imaginación le permita en esos puntos suspensivos.

Al final, creo que lo más importante, para alguien que quiere comenzar a decir palabras durante el sexo, es hacerlo de acuerdo con el momento. Nunca decir lo que no se siente o sonará falso. Seguramente las primeras veces de cualquier manera sonará falso, pero lo mejor es hacerlo de acuerdo con la persona y el momento o el lugar.

A veces, para principiantes, funciona describir el momento del acto sexual. Describir, aunque es obvio que se sabe, lo que ocurre es verdaderamente bueno durante el sexo. Algo tan sencillo puede ser altamente excitante.

Después, un poco más desinhibidos, pueden decir lo que uno y otro quieran que les sea hecho o hacerle al otro. Con seguridad el juego siguiente será tan candente que los consejos saldrán de sobra y entonces darán rienda suelta a su libido y, ahora sí, palabras y letras en el abecedario les harán falta.

Metronoticias