Farandula peruanaTal parece que todo fue un berrinche de una caprichosa recién casada. Malú Costa, que hoy ya estaba internada en la clínica de cirugía estética para realizarse implantes mamarios, recibió la visita de su esposo Víctor Cubas a quien le reclamó ante las cámaras de “Magaly TeVé” su desatención.

“Él sabe cómo soy y no me está cumpliendo las promesas que me hizo. Soy bien radical, si me dice una cosa, la tiene que cumplir”, dijo Malú quien tenía a su esposo al lado abrazándola, pero como insistió en su postura de capricho, el hombre simplemente se puso a un lado.Farandula peruana

Cubas se justificó señalando que venía a Lima darle el alcance a su esposa, pero ella se adelantó. Y cuando estaba a la altura de Casma su camioneta sufrió un desperfecto y se tuvo que quedar para repararla.

“Para cuando llegué a Lima me enteré que el matrimonio ya había terminado. Pero vamos a seguir adelante”, alcanzó a decir mientras Malú miraba hacia otro lado haciendo mohines y torciendo la boca.

“Yo voy a ver cómo se porta posteriormente. Creo que las relaciones funcionan si es que los dos se ponen de acuerdo y cumplen sus promesas. Él ya sabe como soy yo, bien radical”, señaló Costa.

Rpp.com