Farandula ticaMientras unas modelos conocidas son conquistadas por nuevos galanes, otras por el contrario prefieren mantenerse solitas. Ese es el caso de la guapa Andrea Salas, quien confesó que desde hace dos meses volvió a la soltería luego de poner fin a su relación con el piloto de automovilismo, Roy Valverde.

“No terminamos mal, tuvimos una bonita relación pero al final las cosas no funcionaron. Ahorita no me estreso por tener algo, estoy bien así”, contó.Farandula tica

La guapa está entrando en una fase más madura de su vida. La ojiverde, madre de una pequeña de siete años, dejó atrás su etapa de fiesta y desde hace ocho meses se inscribió en un grupo de charla y estudio bíblico.

“Me metí a una congregación llamada Theos, en Santa Ana. Estoy más cerca de Dios y no es por aparentar, me siento feliz y distraída con eso. El ambiente es bonito y junto a los otros miembros voy al cine y al circo”, afirmó.

“Cuando empecé (en modelaje) había mucha pachanga y salidas, era exagerado. Ahora no me llama mucho la atención, tampoco es que me niegue a ir a un cumpleaños, pero uno llega a un punto donde tiene que madurar”, enfatizó.

Más allá de pensar en un príncipe azul y en sus características, su mente se enfoca en la entrada a primer grado de su hija, y en estudiar las ofertas de empleo.

Actualmente su rostro adorna las vallas publicitarias y los buses de San Pedro. Se trata de la sala de bronceado llamada Tantique, de la cual es imagen.

Al Día.cr