Ticas desnudasNo hace mucho ella mostró su cuerpo desnudo en la obra de teatro “Salomé” y ahora lo vuelve hacer pero en el cine, en la película nacional “Donde duerme el horror”, que se estrenó el viernes. Rocío Carranza interpreta a una bruja, que gracias a su cuerpazo, tiene la particularidad de hechizar. La actriz conversó con Al Día sobre esto.

¿Por qué decidió aparecer desnuda de nuevo?

Yo no lo pienso de esa manera. Yo acepto proyectos y si son importantes para mi carrera y el personaje tiene que desnudarse, lo hago.

¿Le molestó o incomodó cuando se lo pidieron?Ticas desnudas

No, pero es algo que uno medita, lo que me convenció fue que ya conozco a la productora La Zaranda y allí trabaja gente muy profesional. Tampoco fue que me lo pidió cualquiera, eso sí, yo pongo mis límites y ellos me los respetan.

¿Cuáles son sus límites?

Son personales. Discuto lo que estoy dispuesta hacer y que no.

¿Era necesario el desnudo?

Sí, porque el personaje es una bruja que está inspirada en los súcubos (según las leyendas medievales occidentales, es un demonio que toma la forma de una mujer atractiva para seducir a los hombres). Ella usa su sensualidad para atrapar a sus víctimas.

¿Le aporta a la trama?

Creo que sí aporta, pero además los productores querían hacer una película comercialmente rentable, obviamente ese tipo de cosas atraen al público.

¿Se preparó físicamente?

No hubo tiempo. No me lo dijeron con mucha anticipación, esas cosas se hacen inmediatamente.

En una escena usted es amamantada por otra actriz. ¿Le chocó eso?

No es algo muy común, a menos que seas un bebé, pero uno es profesional y mi compañera también. Es igual cuando en una escena te ponen a asesinar a alguien, tampoco te vas a poner a pensar en si eso es moral o no, sólo que uno en la vida real no lo haría.

¿Cómo se preparó para eso?

Simplemente lo hicimos y nos relajamos. La gente que no debía de estar en el set se fue, sólo se quedó el director, el sonidista y el camarógrafo.

¿Haría una película erótica?

No sería necesario hacerla, no me llama la atención el género erótico. No creo, a menos que me llame Woody Allen o Almodóvar.

¿Es más fuerte trabajar terror que el género dramático?

Es igual, eso depende del personaje que a uno le tocó, ningún genero es más difícil son las interpretaciones lo que lo exigen a uno, en este caso la labor más fuerte le tocó a Gustavo Rojas, por ejemplo.

¿Qué sintió cuando se vio en la pantalla?

Emoción, pero ya la había visto. La disfruté mucho de nuevo. Me encanta la fotografía que tiene.

¿Cree que la gente se va a asustar?

No sé si se van a asustar, pero sí les causará emociones fuertes, porque hay momentos de mucho suspenso y también de angustia. Se las recomiendo.

Trama

¿De qué se trata?

La ambición, los deseos y lo sobrenatural se conjugan en la película “Donde duerme el horror”.

La historia envuelve a una banda de tres cínicos enmascarados que deciden dividirse el botín de $250 mil en un hotel.

En ese lugar, los dueños reciben un amuleto, una pata de mono, que les entrega un exveterano de guerra, que asegura les concederá los deseos que quieran.

Al Día.cr