Farandula argentinaLuego de darse a conocer la noticia del romance con el ex titular del Banco Central, Martín Redrado, la rubia se quebró. No desmiente ni niega nada, aunque sostiene que ella jamás se pondría de novia con una persona casada.

El supuesto romance de Luciana Salazar y Martín Redrado fue la noticia excluyente del lunes. En simultáneo, Primiciasya.com e “Intrusos 10 años” destaparon la olla de una historia de amor que repasaremos hoy.

Se trata del romance menos pensado entre el ex titular del Banco Central, Martín Redrado y la modelo Luciana Salazar. Según las fuentes consultadas, desde hace años el matrimonio de Redrado con Ivana Pagés atraviesa una profunda crisis.Farandula argentina

Al parecer, Pagés habría solicitado el divorcio en numerosas ocasiones, ante la constante negativa de Redrado a concederlo en un intento por recomponer la relación tras 15 años de casados. Es más, como un lamento permanente, la mujer del economista solía decir ante sus amigas: “No me da el divorcio porque no me quiere dar la plata”.

Dicen allegados a la familia que en medio del conflicto de su marido con el gobierno actual hubo una tregua en la pareja. Sin embargo, esa reconciliación nunca llegó a materializarse, porque Pagés habría descubierto a su marido in fraganti en una cita con Luciana Salazar. Según la información que posee Primiciasya.com, desde hace aproximadamente dos meses Redrado y Salazar mantendrían furtivos encuentros amorosos.

Es más, la difusión mediática de un posible romance entre la modelo y el jugador del Seleccionado nacional Gonzalo Higuain tendría como fin desviar las miradas sobre el candidato equivocado. El martes 18 de mayo a las 22.30, Salazar habría ingresado con su vehículo Mini Cooper en el domicilio particular de Redrado, de la Calle Gorostiaga en el barrio de Belgrano, donde habría pasado la noche con el economista.

Dicen los testigos que, alertada por esta situación, la mujer de Redrado, habría arribado a la vivienda y protagonizado una escena  de gritos y llanto frente a su marido. Según las mismas fuentes, el domingo 23 de mayo alrededor de las 14.30, Pagés habría irrumpido en el gimnasio donde ensayaba Luciana Salazar sus coreografías para el bailando y sin preámbulos le habría propinado a la modelo una catarata de insultos, que no pasó a mayores gracias a la intervención de los empleados del lugar. Pero sugestivamente, para que los rumores de esta relación se acrecienten, Salazar habría publicado en su Facebook una frase contundente: “El amor ha tocado a la puerta nuevamente, ¿Me animaré a abrirle la puerta? ¿Sin reservas?”. Lo que podría entenderse como un parafraseo del nuevo libro de Redrado, titulado justamente “Sin reservas”.

Ante la publicación de esta nota, Luciana Salazar prefirió llamarse a silencio, aunque este medio puede confirmar que ella no desmiente ni asevera nada. De todos modos, fuentes cercanas a la rubia le confirmaron a este medio que Luciana tuvo un día de fuerte crisis al enterarse que la noticia estaba tomando estado público.

Lo cierto es que ayer lloró y mucho y lo que más le duele es comenzar a descubrir que Redrado no habría cerrado del todo la historia de amor con su mujer. Si algo respeta Luli, según sus allegados, es los códigos familiares y “jamás se pondría de novia con un hombre casado”, remarcaron.

Otro de los puntos que le dolieron a Luciana tiene que siempre queda como la tercera en discordia y en este caso no es cierto ya que en el caso del ex titular del Central la separación sería un hecho consumado aunque no en papeles.

Primiciasya.com