Blanco y NegroTodd Bridges, actor que encarnaba a Willis, el hermano mayor de Arnold (Gary Coleman), confesó que comenzó a drogarse a muy temprana edad y que iba a trabajar bajos los efectos de las sustancias que consumía. “Tenía sólo 12 años y mi representante abusaba de mí. Pero mi padre se puso de su lado. Cuando cancelaron el show toda mi vida se cayó”, contó Todd Bridges, en una entrevista en la cadena Fox News.

El actor dijo que fue durante esos años cuando comenzó a consumir drogas, aunque aclaró que nadie se daba cuenta de lo que hacía.

“Cuando tienes 20 años, estás en un show exitoso, pero consumes drogas y llevas puesto un enorme pañal, hay algo que no está bien y deberías cambiar de vida. Nadie comienza a consumir drogas pensando que luego se hará adicto. Uno consume para ocultar el dolor”, comentó.Blanco y Negro

“Pero cuando me volví adicto, no fue porque Hollywood me expulsara. Yo expulsé a Hollywood. Acepto que tomé malas decisiones en mi vida”, señaló.

“Hace 17 años, desperté un día y me dije “esto tiene que cambiar””, contó el actor de 44 años sobre cómo hizo para cambiar de rumbo.

En ese momento, “Willis” enfrentaba una causa por posesión de drogas y el juez le dio para elegir: cárcel o rehabilitación. “Decidí ir a recuperarme. No estaba del todo listo aún en ese momento, por eso cuando me internaron me enfurecí mucho. Enloquecí en el hospital”, afirmó Bridges quien pasó tres días atado a una cama.

Hoy, la vida le dio una nueva oportunidad y toma su experiencia para darles a sus dos hijos el ejemplo contrario: “Todos los días les digo que los quiero. Les digo siempre la verdad y les cuento todo. Nuestros padres eran del tipo “haz lo que digo, pero no lo que hago”. Pero eso ya no sirve. Los niños necesitan explicaciones y las merecen”.

Los casos de los actores infantiles que se vuelven precoces adictos a diferentes tipos de drogas y pierden el control de su vida privada y pública no son pocos en la historia reciente de Hollywood.

Macaulay Culkin , el actor de “Mi pobre angelito”; Haley Joel Osment , el niño (que ahora tiene más de 20 años) de “Sexto sentido”; y los mismos compañeros de Todd Bridges en “Blanco y Negro”, son un claro ejemplo.

Dana Plato, que interpretaba a la quinceañera hija del señor Drummond, Kimberly, se volvió alcohólica a los 14, trabajo en películas “soft porn” y murió en 1999 de una sobredosis de barbitúricos.

A Gary Coleman, tampoco le fue tan bien en su vida después de su único éxito, “Blanco y Negro” y ahora asistimos a su muerte.

Rpp.com