Pop LatinoLa actriz que interpreta a Hanna Montana protagonizó su propio “Dirty dancing” del siglo XXI con el productor de The last Song, Adam Shankman. Como toda adolescente también necesita divertirse, lo malo es que en su caso siempre tendrá mil ojos observándola.

En este caso, las cámaras grabaron a la cantante de “Can’t be tamed” de 16 años bailando, copa en mano, con el productor del film, de 44. El problema es que el “escandaloso baile” entre Miley y Adam no pareció ser lo más acertado delante de los niños que se encontraban allí. Tanto pareció caldearse el ambiente que muchos de los padres decidieron sacar a sus hijos de la fiesta, según una fuente.

Las fotos del baile saltaron a la red y los productores de la película no dudaron en defenderla públicamente a través del Twitter: “Miley es un ángel, trabaja sin cesar y también tiene derecho a divertirse de vez en cuando”, defendía Shankman.

Los 40 principales

Pop Latino