Farandula argentinaEl 31 de enero último la bella modelo vivió el momento más difícil de su vida cuando su novio, Leonardo Jesús Verhagen, murió en sus brazos luego de sufrir un infarto. Hoy, cuatro meses después de ese lamentable episodio, la rosarina rompió el silencio y por primera vez abre su corazón para contar lo que vivió.

El 31 de enero último, Leonardo Jesús Verhagen de 28 años falleció tras sufrir un fatal infarto al corazón al despertarse en su domicilio de Rondeau al 1000, en Rosario.Farandula argentina

El joven era pareja de la modelo rosarina Liz Solari y se encontraban juntos a la hora del trágico deceso.

Cuando el muchacho, también modelo, mostró síntomas del ataque al corazón, Liz llamó a una empresa de emergencias privada, también intervino el Sies. Los médicos trabajaron desde las 10 hasta las 11.15 en tareas de resucitación aunque sin éxito.

Según los paramédicos que llegaron al domicilio del joven, Liz aseguró que Leonardo murió en sus brazos luego de haber hecho el amor.

Al tiempo, Solari decidió enviar un comunicado de prensa para pedir respeto a los medios ya que no estaba en condiciones de hacer declaraciones públicas: “Quiero agradecer el afecto de quienes me acompañaron en este momento de dolor. Gracias a todos los que respetaron mi silencio, al periodismo honesto que publicó los hechos que rodearon la muerte de Leo sin distorsiones, buscando informar sin deformar. Ésta fue la experiencia más difícil que me ha tocado vivir, que me ha tocado entender en mi corta vida. Sé que la vida continúa solo que hoy descubro otros significados, otra forma de valorar y valorarme. Ahora estoy aquí, en mi dolor, el tiempo y los afectos me están ayudando a volver. Seguramente nos volveremos a encontrar en los lugares habituales de mi trabajo, para volver a hablar de las cosas que siempre hablamos. Gracias, nuevamente gracias por el respeto y el afecto recibido de tantos ante la pérdida de un ser tan especial. Liz Solari”

Ahora, cuatro meses después de vivir el momento más dura de su corta vida, la rubia dialogó con la Revista Gente y abrió su corazón: “Cambié yo, mi percepción de la vida… Y cuando uno cambia, el entorno también se modifica. Empecé a valorar algunas cosas mucho más que antes. De la misma manera, cosas que antes eran importantes, ahora, de pronto, carecen totalmente de significado para mí”.

“El dolor reafirmó quién fui y quién soy. Incluso siento que el dolor me hizo más fuerte”, aseguró Liz. “Aprendí a aceptar la muerte como parte de la vida, con más naturalidad, pese al dolor que genera. Si esto tiene que ver con el sentido religioso de la vida, diría que sí. Tuve que reforzar la fe para entender el estrecho vínculo que hay entre la vida y la muerte”.

Ante la pregunta sobre cómo va a recordar a Leonardo, Solari aseguró: “Es mi recuerdo. Me lo guardo para mí”.

También fue consultada sobre si ve la posibilidad de volver a enamorarse, ante lo que la “Indiecita” respondió: “El amor forma parte de mi vida, y creo que de la de cualquier ser humano normal. Nadie puede vivir sin amor”.

“Tengo que viajar el mes próximo a Buenos Aires para hacer una campaña. Pero voy a estar instalada en Londres por unos cuatro meses más, para completar mis estudios. Después voy a decidir mis pasos en base a las propuestas que surjan. Quiero trabajar en cine, hacer una comedia musical… Estoy iniciándome en la actuación y quiero probar diferentes estilos y encontrar nuevos desafíos… ¿Sueños? Consolidarme actoralmente y, como toda chica de mi edad, formar una familia”.

“Como cualquier persona que atraviesa una situación límite, necesitaba de un espacio, un silencio para estar conmigo”, finalizó Liz.

Primiciasya.com