Feria artesanalLos reclusos de la Cárcel de Barrancabermeja le apostaron al trabajo artesanal para demostrarle a la comunidad barranqueña que son individuos valiosos para la sociedad.

Los familiares de los reclusos se prestaron como intermediaros para la venta de los productos que más de 30 reclusos de dicho centro penitenciaron crearon para ser expuestos en la I Feria Artesanal “Manos al Aire”.Feria artesanal

El evento, que contó con el apoyo del Centro de Convivencia Ciudadana, CCC, y el Instituto Penitenciario de Colombia, Inpec, seccional Barrancabermeja, congregó a más de 600 personas que se acercaron a la plazoleta de Telecom entre el 6 y 8 de mayo para apoyar la iniciativa de resocialización de los reclusos. “La feria fue todo un éxito”, dijo Olga Lucía Alarcón esposa de uno de los reclusos al ver la respuesta de la comunidad petrolera.

Olga Lucía se separó de su compañero sentimental cuando este fue encarcelado hace dos años, según ella de manera injustificada.

“Todos los fines de semana vengo desde Bucaramanga para visitarlo los domingos. No lo he abandonado. El cayó cuando un amigo le hizo una mala pasada, las autoridades lo inculparon. Sin embargo, muy pronto saldrá libre”, expresó.

Como Olga Lucía, los demás familiares de los reclusos están convencidos que con los programas de resocialización sus seres queridos pueden encontrar alternativas nuevas de vida.

“Trabajan la bisutería, elaboran calzado, artesanías, pintura, entre otras. Con esto ellos siempre tendrán la mente concentrada y se darán cuenta que existen otras alternativas de vida. Cuando cumplan sus condenas sabrán un arte, lo que es muy bueno”, indicó Armando Perdomo, familiar de otro de los presos del penal.

Transformación de ciudadanos

La directora del Centro de Convivencia Ciudadana, CCC, Martha Janeth Torres, aclaró que si bien las actividades de la feria no son reconocidas por la justicia para la rebaja de pena, si se convierten en una terapia de resocialización para los reclusos. “Se establecen procesos especiales para la rebaja de pena, pero esta actividad no está contemplada para ello. Sin embargo, la jornada corresponde a la construcción de nuevos ciudadanos y a la transformación de los proyectos de vida de los reclusos”, explicó Torres.

Vanguardia.com