BarrancabermejaJenny Cadena tuvo que salir de urgencia de su vivienda con su esposo y sus dos hijos. ¿La razon? El terreno se desmoronó justo en la mitad de la casa. “Cuando vimos que la tierra se estaba agrietando, cogimos lo que pudimos y nos fuimos para donde un familiar que vive cerca”, recordó Jenny.

En la misma situación se encuentran otras nueve familias del barrio Santa Isabel, quienes ubicaron sus viviendas rellenando el humedal.Barrancabermeja

“Somos conscientes del riesgo, pero la necesidad nos obligó a construir aquí, porque los arriendos están muy caros”, agregó Jenny.

A parte del evidente daño causado a las viviendas, el agrietamiento ocasionó que una tubería de aguas negras se afectara también.

“Nosotros no esperamos ayuda de la Administración Municipal, porque ellos nos advirtieron de esto, pero sí quisiéramos una solución de vivienda asequible a nuestras posibilidades”, concluyó Jenny.

En estudios

El Secretario de Medio Ambiente y jefe del Comité Local de Atención y Prevención de Emergencias, Isaac López Cortés, afirmó que durante esta semana se realizan visitas a la zona afectada por parte de esa entidad, en conjunto con el programa de Auto  pavimentación y la Secretaría de Infraestructura.

“Luego de realizar la evaluación de los daños, las entidades pertinentes procederán a hacer el arreglo de la vía que, entre otras cosas, compromete el sistema de alcantarillado sanitario”, explicó López Cortés.

El funcionario aclaró que, aunque los predios de dos familias quedaron bastante afectados, éstas ya estaban advertidas sobre los riesgos de construir sus viviendas sobre un humedal.

Estaban avisados

El pasado 13 de abril, Jenny Pulido junto a su vecino Israel Pereira, sostuvieron una reunión con la Inspección de Ornato y Espacio Público, para notificar su desalojo, por estar ubicados sobre el humedal.

“Ellos saben las consecuencias de construir sobre un humedal y en ese caso la Administración Municipal sólo les puede brindar asesoría para que se reubiquen”, señaló Juan Carlos Sierra, secretario de gobierno.

Las personas afectadas podrían ser multadas con un comparendo ambiental por intervenir humedales, sitios que son considerados espacios públicos.


Recién pavimentada

El presidente de la junta de acción comunal, del barrio Santa Isabel, Hernán Leal Pico, dijo que la vía que se partió a causa del deslizamiento de tierra estaba recién pavimentada.

“Fue un esfuerzo de la comunidad por arreglarla. Recibimos ayuda del municipio a través del programa de Autopavimentación y las obras se terminaron hace sólo tres meses”, afirmó Leal.

Las obras, según el líder comunal, tuvieron un costo de $65 millones y estaban a punto de ser inauguradas oficialmente este mes.

Vanguardia.com