VallenatosEl músico, compositor y acordeonero José del Carmen Mendoza López, más conocido como Carmencito, falleció ayer en Valledupar, a los 72 años.

Estuvo recluido en la unidad de Cuidados Intensivos de la Clínica Valledupar, varios días, tras padecer de una enfermedad cardíaca que le provocó el deceso, a quien es considerado como uno de los juglares más populares y queridos de la música y las parrandas vallenatas.Vallenatos

En la funeraria La Esperanza, en donde es velado Carmencito, muchos amigos, colegas, artista y familiares llegaron ayer a acompañarlo.

Todos recuerdan con gran nostalgia los momentos que pudieron compartir al lado de uno de los integrantes de los “Playoneros del Cesar”, grupo al que perteneció este mariangolero, pero radicado en Valledupar, hace más de 40 años.

Su afición por la música fue la motivación para dejar su tierra natal y comenzar una nueva vida en Valledupar, donde los fines de semana se reunía con otros exponentes del folclor y juntos disfrutaban  las notas de los acordeones.

Carmencito, estaba casado con Pastora Manjarrez, tuvo siete hijos, tres hembras y dos varones, entre los que se encuentran los también reconocidos acordeoneros Wilber  y Carlos Mendoza  Manjarrez.

Para sus hijos, el regalo más hermoso que Carmencito les pudo dejar fue el talento que ellos le heredaron. Según Carlos José `Calata´ Mendoza, la honestidad, la humildad y la honradez fueron los valores que su padre les inculcó y que permanecerán siempre.

“Mi padre era un hombre de un gran corazón y un ser especial, Dios le dio un gran talento y de igual forma me lo dio a mi también, gracias a eso he podido difundir la música vallenata como lo hizo mi papá.

Estoy sirviéndole a Dios, al lado del concejal Augusto Daniel Ramírez Uhia y ha sido una bendición para nosotros poder llevar el mensaje de nuestro señor por medio de canciones y la música de nuestra región. Mi padre también lo hizo, pero ahora  partió a la presencia de Dios”, relató para El PILÓN Carlos José Mendoza.

Hoy, son muchos los que lloran la partida del acordeonero. Sus más entrañables amigos, entre esos Néstor Martínez, cuentan en medio de la melancolía que Carmencito fue su gran amigo y compañero, que estuvieron durante muchos años en Los Playoneros del Cesar, agrupación que iniciaron después de grabar su primera producción discográfica Vallenato mi Vallenato, en la que se destacó la canción `Cachaquito Mariangolero`, hace mas de 40 años, además junto con Martínez también grabó la que sería su última producción, Cantar para Vivir. Paz en la tumba del juglar.

El Pilon.com