Con los crespos hechoLos que tenían alguna esperanza de oír a Axl Rose cantar “Welcome to the jungle”, tendrán que resignarse con verlo en video porque el concierto se canceló. La empresa 28 Producciones dio a conocer ayer la suspensión del “show” de Guns N’ Roses.

“A la opinión pública, con toda la humildad deseamos pedir disculpas por los inconvenientes ocasionados con la cancelación del concierto. No entraremos en las razones por recomendación de nuestros abogados”, explicó mediante un comunicado Juan Carlos Campos.Con los crespos hecho

“Todos los clientes pueden estar seguros que tendrán su dinero de regreso, estamos planificando la metodología más conveniente para que el público pueda hacer estos trámites de forma expedita y ágil”, agregó.

Según indicó Campos, este jueves en el sitio 28producciones.com se explicará el proceso de devolución del dinero.

Al Día intentó conversar con el promotor para obtener más detalles, pero no fue posible.

Silvia Bermúdez, de Promotor Sport, que maneja el autódromo La Guácima, dijo que la tarima ayer a las 10 a.m. estaba en un 80 por ciento armada y que tenían toda la intención de colaborar, pero luego recibieron la directriz de que ya no habría “show”.

María Luisa Ávila, ministra de Salud, aclaró que la misma productora fue quien detuvo el trámite de los permisos.

“Estábamos en la mejor disposición de ayudar y hacer la revisión, pero ellos nunca llegaron al área rectora a presentar los documentos”, contó Ávila.

La alcaldesa de Alajuela, Joyce Zurcher, indicó lo mismo.

Steilyn Esquivel, de la empresa Andamios Atlas, negó que la cancelación fuera por el estado de la tarima.

“Volvimos a montar el escenario sin costo. La tarima nunca se falseó, tengo actas de notarios públicos que lo respaldan. Paramos porque parecía que había problemas entre productores estadounidenses y ticos”, comentó.

Paso a paso

La banda colgó a las 10:30 a.m. en Facebook: “La reprogramación que anunciamos para el ‘show’ en Costa Rica en La Guácima desafortunadamente no se hará”.

Se debe conservar la entrada para reclamar el dinero. Una fuente allegada a la productora dijo que las pérdidas que tuvo la empresa se calculan en más de $300 mil.

Los aficionados parecen no estar satisfechos y las redes sociales han sido su escape. En el Facebook de Guns se lee: “Por Dios, cuanta falta de respeto para los aficionados”. “Yo no quiero el dinero, quiero el concierto”.

Al Día.cr