Grupo CostarricenseKalúa sin Elena Umaña, no era el mismo. Henry Moya, dueño del grupo, tomó la decisión de dar por concluido este ciclo y no seguir con la labor de encontrar una sustituta.

Kalúa sin Elena Umaña, no era el mismo. Henry Moya, dueño del grupo, tomó la decisión de dar por concluido este ciclo y no seguir con la labor de encontrar una sustituta.

Grupo Costarricense

Una imagen que no volverá de Kalúa, los músicos se fueron a otros grupos. Archivo.

No sólo el grupo –que tenía 14 años de haber salido al escenario con una propuesta grupera– dejó de existir, sino que Moya no piensa tener otro proyecto musical por algún tiempo.

“El 31 de diciembre Elena cantó con nosotros por última vez, luego continuamos sin ella cumpliendo algunos compromisos, pero desistí de buscar a otra muchacha”, explicó Moya. Al parecer Elena era insustituible.

Recordemos que Elena dejó Kalúa y luego se separó de su marido. Poco después la guapa morena oficializó su carrera como solista.

“Es una lástima porque Kalúa fue histórico, no es por tirarme flores, pero yo grabé todos los éxitos y si yo no estaba, estos no tenían razón de ser”, apuntó Umaña (Ver entrevista aparte).

Henry por su parte aseguró que piensa tomarse un respiro. “Me cansé, fueron 20 años de estar recorriendo todo el país y Centroamérica”, añadió.

También contó que prefirió no tomar el riesgo de buscar un nuevo talento, desgastarse y que este luego lo deje, como sucedió con Erick León y Gregory Cabrera.

Otro de los motivos de desistir, es el mal momento que viven los grupos nacionales.

“Está muy duro, casi no hay bailes”, aseguró Moya.

Pero ¿A qué se dedicará Moya? Él respondió así: “Ya no quiero hacer servicios musicales, pienso traer grupos del extranjero y realizar giras con bandas como La Mákina y Las Chicas del Can. Voy a producir montajes de eventos y ofrecer en alquiler el equipo que adquirí todos estos años como luces, camiones (mudanzas) y sonido”, explicó Moya.

Atrás quedaron sus éxitos, 14 años de carrera, 10 discos y el recuerdo de un grupo que llenaba todos los salones del país.

Al Día.cr