Telenovela de RCNTal vez quien escribe esta nota no conoce Medellín, tal vez nunca ha ido a la “Ciudad de la eterna primavera”, es más, tal vez ni sepa si es cierto que su desfile de flores es en honor a lo abundante de ese elemento natural en esa ciudad; pero como muchos colombianos, y quizás como un gran número de paisas, también me resisto a creer, que Medellín sea cuna permanente de “Rosarios Tijeras”.

La mediocridad que se apoderó del clan de libretistas de canales tan importantes como RCN y CARACOL, en vez de promover y abrir las puertas a nuevos talentos, se han perpetuado con sus libretos repetidos, historias sin imaginación, que los lleva a apelar a reencauches descarados  como por ejemplo “Bella calamidades”, como si los colombianos no recordaran que esa bazofia se pasó recientemente con el nombre de “Lola calamidades”.Telenovela de RCN

Ante la falta de creatividad, entonces apelan a las tragedias que son comunes en todas las ciudades colombianas, endilgándosela a una sola región, como pasa concretamente con Medellín, la ciudad de la eterna primavera.

Tanto en películas como en serie, estos mediocres se dedican a vender una mala imagen de Medellín, no solo a Colombia, sino al exterior. Es cierto que esa ciudad ha vivido situaciones difíciles; pero no se debe conocer solo por eso. Creemos que en Medellín también pasan cosas importantes, y que no todos los que viven en la famosa Comuna 13, sean delincuentes.

Actor colombiano

Sebastián Martínez - El mismo look, el mismo hablado en todas las novelas. Eso es actuar?

Ya está bueno que se pretenda encarrilar raiting vendiendo la imagen mala de la Medellín de las bombas, la Medellín del pegante, el traqueto, el narcotraficante, la puta más puta, la niña que vende su cuerpo por droga y todo lo malo que se pueda idear sobre una ciudad o región.

A parte de eso, un dialecto tan mal del vocablo paisa, mal manejado por actores como Sebastián Martínez, que no se sabe si habla paisa o rolo, pues lo hace tan mal como actor es, pues es conocido, que nuestra tele está llena de una cantidad de caras bonitas, huecos y sin talento. Son tan descarados, que termina una novela y empieza la otra apareciendo el mismo actor, y uno no sabe si es otra o la misma telenovela, pues, a duras penas se cambian el nombre y la ropa, porque el look es lo mismo.

¿Será que no son capaces algún día de escribir un libreto que muestre la cara amable de Medellín? ¿Por qué siempre vender la imagen que esa linda ciudad es solo delincuencia y droga? ¿O será cierto que Medellín está lleno de solo mujeres como Rosario Tijeras?

Pensamos que cada serie de ese tipo, le hace más daño a la ciudad que bien. Eso lo saben los libretistas; pero a ellos solo les interesa el raiting, no importa si en la retina del hombre del mañana y el extranjero, quede la imagen de que el paisa es traqueto, delincuente, mafiosos y lo peor.

La verdad, nos resistimos a aceptar que solamente en Medellín pasen cosas malas, creemos que bombas, narcos, mafia, pegante y prostitución, no solo se ve en Antioquia o el eje cafetero, eso sucede en todos los rincones de Colombia; pero solo a medallo, es a quién le cargan esos muertos.