Obra de teatroLa obra ‘Golondrina, las dos alas de un país’ se estrena este miércoles en Caracas para proponer al público venezolano la necesidad de “enfrentar el abuso de poder” como única vía para “sanar” un país, que como las protagonistas de la trama, está dividido por la política.

“Creo que el país está dividido como las dos hermanas protagonistas, que representan interpretaciones distintas del abuso de poder”, explicó a periodistas Aminta de Lara, guionista, directora y una de las protagonistas de la pieza. “Tanto los que están a favor como los que están en contra del gobierno son violados por la autoridad, aunque unos reaccionen con sumisión y otros no”, complementó.Obra de teatro

‘Golondrina’ fue originalmente estrenada en 2007 en Nueva York, donde vive su autora, pero sólo ahora, casi tres años después, llega a su escenario y público naturales. “Traer la obra a Venezuela era algo que sentía que había que hacer. Es una obligación que tengo con mi patria”, explicó la dramaturga, recalcando que su propuesta pasa por “definir al agresor” para “poder sanar”.

La pieza cuenta las diferencias de dos hermanas hijas de un padre autoritario y abusador, y se ambienta en la Venezuela de 2002, donde las protestas contra la gestión del presidente Hugo Chávez inundaban las calles.

Carmen Elena, hermana que simpatiza con el gobierno, llega la primera al apartamento de su padre moribundo, en medio de una Caracas convulsionada por las protestas. Claudia es la hermana opositora y más resentida con el padre, a quien tilda de haberse creído “inmortal, sobrehumano y omnipresente”.

Aunque la obra nunca menciona a Chávez, las hermanas sí se refieren en sus discusiones “al innombrable”, en clara alusión al mandatario venezolano.

“El abuso infantil provoca la fragmentación del niño y el abuso social produce una fragmentación del colectivo. El caudillismo está moribundo en América Latina y es hora de que nos sentemos a reflexionar dónde estamos”, explicó De Lara.

La dramaturga, que comparte escenario con la actriz venezolana Caridad Canelón, desearía llevar su obra a otros países de la región que viven “situaciones similares”.

Finalmente, y al intentar explicar el título de su obra, de Lara confesó que le parece “maravilloso pensar que así como las golondrinas siempre regresan a su lugar de origen, Venezuela también podrá regresar a lo que una vez fue”.

Fuente: La Prensagrafica.com