Vida sexual

Si creías que el sexo anal era una práctica moderna te equivocas. Aun así el sexo anal se considera todavía un tabú y en algunas regiones del planeta no se permite por cuestiones religiosas. Esta práctica se remonta desde tiempo atrás en la historia. Por ejemplo, los romanos la practicaban. Aunque es cierto que no estaba permitido que se hiciera con un ciudadano o ciudadana romana, sí era permitido con un esclavo o esclava, se podía practicar el sexo anal (poedicare) cuantas veces se quisiera .

Así también en la antigua Grecia había una superioridad masculina, lo que dio lugar a que la mujer tomara un rol más sumiso y por lo tanto se le pudiera practicar sexo anal aunque ella no lo quisiera. Por eso hasta ha llegado el sexo anal a tomar el nombre de Griego, ¿lo han escuchado antes? Así que cuando alguien te diga que te quiere hacer el “sexo griego” o “el griego” ya sabes a que se refiere.

Hasta los clérigos en la Edad Media disfrutaban de esta práctica, pero ellos lo hacían con miembros de su mismo sexo. Actualmente, esta práctica está considerada una de las prácticas sexuales más extendidas en parejas homosexuales, lo que ha llevado a ser unas de las prácticas más condenadas por casi todas las religiones del mundo. Actualmente también lo practican parejas heterosexuales, pero aun así siempre las religiones lo condenan por ser -según ellos- “antinatural” por ser una práctica infértil, ya que la mayoría de las religiones sustentan que el sexo debería ser sólo para reproducirse.

¿Quiénes son los que disfrutan más del sexo anal, los hombres o las mujeres?

La mayoría de mujeres al principio se niegan a practicar el sexo anal por miedo o por vergüenza a que todo salga mal, por eso es el hombre quien más disfruta del sexo anal. Pero las mujeres no se quedan atrás, ya que cuando la mujer adquiere experiencia y un ano más dilatado lo disfruta igual o más que el hombre. Y es que el gozo de esta práctica es más psicológico que biológico, por eso es la fantasía sexual de todo hombre. Es cierto que el ano posee terminaciones nerviosas que hacen que se disfrute, pero es más psicológica porque el hombre y la mujer aman, disfrutan, gozan el estar haciendo algo que va en contra de las normas, algo totalmente diferente, algo prohibido si se le puede llamar así.

autorneto.com