Farandula UruguayaVirginia Dobrich saltó a la fama gracias a su paso por Bailando por un sueño 2008 como soñadora de La Tota Santillán, con quien logró el milagro de llegar a instancias finales de ese concurso.

Tras esta experiencia, la uruguaya hizo temporada de teatro en Mar del Plata durante 2009, con la compañía encabezada por su famoso y en la que cobró notoriedad por una pelea que mantuvo con una compañera de elenco llamada Virginia Gallardo, que es hoy la actual novia de Ricardo Fort.

Uruguayas

Virginia Dobrich - Farandula uruguaya

Sin la masividad que da un programa como ShowMatch, la morocha decidió instalarse en Buenos Aires aunque para ese invierno ya estaban conformados los elencos de las obras de la calle Corrientes. Sin embargo, lejos de desanimarse, realizó shows en discotecas porteñas e integró el cuerpo de baile de la ahora cantante, Lulipop (antes conocida como Luciana Salazar).

Su gran oportunidad llegó este verano, de la mano de Revista Latina, el espectáculo que encabeza las recaudaciones en Villa Carlos Paz y del que participan por Valeria Lynch, Raúl Lavié y Jessica Cirio.

Alejada de los escándalos, Dobrich se concentró en lo artístico y así logró tener un destaque en esta revista, con un número de telas impactante, al compás de un tema Pájaros perdidos interpretado por Raúl Lavié, que genera la espontánea ovación del público y la convierte en una de las revelaciones del espectáculo.

Entre ladridos de Frappé (su perrito de ocho meses) la bailarina uruguaya habla del presente que atraviesa en la Villa cordobesa y de los nuevos proyectos que se avecinan en su ascendente carrera, como la posibilidad hacer TV en Uruguay de la mano de La city para el entrante año 2010.

—¿Qué balance hacés de la temporada?

—Estoy muy contenta, porque siento que de a poco me estoy haciendo un lugar en el espectáculo argentino y en una de las revistas más importantes del momento, como Revista Latina.

—El destaque en tu obra es muy aplaudido con la acrobacia de telas, que impuso Natalia Oreiro cuando hizo El deseo.

—Creo que el cuadro de telas lo hago mejor que Oreiro (se ríe). Por suerte, la gente lo disfruta mucho porque, además, mientras yo hago ese cuadro Raúl Lavié canta Pájaros perdidos, un tango espectacular y sale muy bien.

—¿Se te podrá ver en la calle Corrientes?

—Sí, vamos a hacer el espectáculo en Buenos Aires que será muy parecida al que hacemos en Carlos Paz, aunque puede haber algunos cambios.

—Hay rumores que vas a estar en La city, ¿se te podrá ver por la televisión uruguaya?

—Recibí una propuesta para trabajar en La city. No hay nada confirmado todavía pero, si sale, viajaría a Montevideo periódicamente, cosa que me pondría muy contenta.

—Formaste parte del cuerpo de baile de Lulipop, ¿cómo fue esa experiencia?

—Muy buena. Fue por muy poco tiempo, pero me gustó ser parte de ese grupo de baile.

—Después de Bailando por un sueño 2008 tuviste un escándalo con la novia de Ricardo de Fort, Virginia Gallardo. ¿Que te dejó ese episodio?

—Son cosas que pasan. Obvio que si me das a elegir entre tener prensa por lo que hago ahora en Revista Latina y esa pelea, me quedo con lo primero. De todos modos, en el ambiente, a veces los escándalos sirven para hacerte más conocida.

—¿Cuánto te cambió el pasaje por ShowMatch?

—Al hacerte conocer, te reconocen más en la calle, te llaman para hacer shows. Se abre una puerta importante. Yo bailaba en Uruguay, soy baialarina desde los 5 años, pero aquí es otro mundo.

—¿Qué fue lo más positivo y lo más negativo de haber pasado por Bailando?

—Lo positivo: el reconocimiento como bailarina, que la gente tuviera una buena crítica hacia a mí. Y lo negativo: algunas discusiones, escándalos en lo que una no tiene nada que ver. Pero siempre pasa.

—Cuando terminó el Bailando, ¿cuál fue tu primera sensación?_¿Lo extrañabas? ¿Cómo te afectó ese final?

—Obviamente, cuando estás un año haciendo lo mismo, al cortarse se siente. Igual, al terminar ya me puse a ensayar para la temporada en Mar del Plata. Fue complicado en cuanto me cansó mucho mental y físicamente. Al terminar, estaba agotada.

—¿Te quedaron amigos de esa época de ShowMatch?

—No, no.

—Seguís de novia con el bailarín (ex soñador de Claudia Fernández) Martín Whintecamp, ¿para cuando el casamiento?

—Por el momento estamos bien así porque estamos con mucho trabajo. Además, te cuento que hace ocho meses soy madre…tengo un perrito que se llama Frappé y tiene 8 meses.

Fuente: Tv Show de Uruguay